Nosotros

¿QUIENES SOMOS?


La Convención Nacional Bautista de Venezuela es una entidad fraterna religiosa sin fines de lucro que está basada en la Biblia, la palabra de Dios. En la actualidad, cuenta con mas de 700 iglesias afiliadas, con un número de miembros que están en el orden de 32.000 personas. Una de sus características principales es respetar la soberanía de la iglesia local.

MISIÓN:


Promover la unidad del pueblo cristiano, en general, y del bautista, en particular, a nivel nacional, continental y mundial; y la cooperación entre las iglesias bautistas venezolanas, propiciando esfuerzos consolidados, armónicos, sinérgicos y debidamente sincronizados en el tiempo, que permitan asegurar la custodia de la Biblia, la palabra de Dios, y la extensión de los medios para acercarse genuinamente a las personas, considerando sus necesidades integrales, y promoviendo cambios en sus vidas, de manera que asuman valores, actitud conducta, acordes con las enseñanzas los preceptos bíblicos.

VISIÓN:


Ser de referencia a nivel nacional en lo institucional e internacionalmente ante la Comunidad Bautista Mundial, como una organización que propugna, armoniza, asegura la sinergia y sincroniza en el tiempo, los esfuerzos de los bautistas de Venezuela, para alcanzar una dimensión de una iglesia por cada quince mil habitantes; y ofrecerle a las mismas, soporte y servicios integrales; promover el desarrollo y mantenimiento de sendos sistemas nacionales de preparación integral y servicio social; todo ello, para que las iglesias del país dispongan de los medios para cumplir, según la Biblia, con el mandato que Dios les encomendó; lo cual contribuirá a que los venezolanos, en particular, y los ciudadanos del mundo, en general, apunten a la plena satisfacción de sus necesidades espirituales. Esto se procurará, preservando diáfana, pura y viva la doctrina bíblica neotestamentaria; teniendo prácticas acordes con el tiempo y nuestra cultura, pero clara y profundamente ancladas en la Biblia; y asumiendo plenamente y con sano orgullo nuestra herencia bautista.

^